9

Profesionalismo en los servicios relacionados a remates

Inmobiliario

Algunas cuestiones como la ambivalencia de los procesos legales, ciertos factores que inciden el los tiempos de entrega de los inmuebles y los huecos legales además de la falta de homogeneidad en los procesos de venta de las instituciones bancarias y recuperadoras, dificultan en buena medida la labor de los oferentes en remates. De ahí surge la necesidad de profesionalizar al personal que interviene en estas operaciones.

Los vendedores de hoy tienen que conocer y dominar su producto, así como comprometerse con los clientes a conseguir ganancias y dirigir los negocios con diligencia y responsabilidad.

La primera exigencia que un comprador debe tener con un vendedor de remates sería contar con formación especializada. Puede tratarse de una especialidad académica (derecho mercantil, finanzas, contaduría), o diplomados y cursos dedicados específicamente a legislaciones y procedimientos de estas operaciones.

Otro requerimiento que posee un experto en remates es su experiencia en la compra de derechos adjudicados, litigiosos y subastas judiciales. No basta con platicar de “las bondades y maravillas de comprar remates inmobiliarios”; lo más importante es tener la práctica, que se puede demostrar con una rápida investigación en DileTu o Búho Legal.

Un ofertante confiable en remates debe:

  • Conocer ampliamente los temas principales.
  • Tener un historial de operaciones a título propio o de su empresa COMPROBABLE.
  • Contar con buena reputación entre inversionistas y la web.
  • Tener respaldo de equipos especialistas, compuestos por abogados, contables, comerciales, etc.
  • Ser claro al momento de introducir al cliente en este negocio.
  • Dominar las distintas modalidades de inversión: lograr propiedades, retener casos, clubes de inversionistas, compra y venta, giro mercantil, etc.
  • Poseer distintos medios de contacto.

Ahora bien, un despacho o broker que realmente capacita a su personal en los procesos de remates, les otorga acceso a certificaciones, cursos, y crea divisiones de trabajo claras, de modo que queden cubiertos todos los rubros, sin excepción. Es tan importante saber conducir la parte jurídica como el análisis financiero o los asuntos fiscales. Cierto que habla bien de una empresa tener buenos vendedores, con trato amable y claridad de la información, con material cuidadosamente redactado y bien diseñado, pero este es apenas el primer contacto. De hecho, la información general no es motivo de lucro y por el contrario, una empresa comprometida socialmente facilita el conocimiento y concentra esfuerzos en combatir a los defraudadores.

Es indispensable eliminar la noción de que un remate es simplemente comprar barato. Sí, un remate genera réditos en todas sus formas, pero también requiere estudio, dedicación y cautela. ¡No se trata de ningún negocio milagro ni es un método simple que se resuelva en unos días!

Sabemos que muchos prefieren discursos bonitos, en los que los precios de las propiedades rayan en lo ridículo y cuyos juicios se resuelven en tiempos específicos para lograr la entrega. También estamos conscientes de que hay muchos buscadores de gangas que no miden los riesgos de pagar cifras considerables con tal de ganar “la gran oportunidad”. Sin embargo, NOSOTROS OPTAMOS POR NUESTRA MEJOR Y ÚNICA APUESTA: HABLARTE CON LA VERDAD.

Nos gustaría conocer tus experiencias en la búsqueda de información y conociendo empresas que ofrecen remates inmobiliarios. ¿Resuelven satisfactoriamente tus dudas? ¿Te ofrecen información confiable y te explican qué documentos tienes que revisar antes de invertir? ¿Te explican los distintos tipos de remates y las maneras de capitalizarlas? ¿Pueden comprobar su experiencia y casos de éxito?

Nunca está de más contarte que en el negocio abundan muchos defraudadores, y las consecuencias de no prevenirte de ellos pueden ser desastrosas. Investiga a quien pretende venderte remates, y exige ver documentación antes de cerrar operación algunas.

Con mucho esmero has reunido el dinero que destinarás a las inversiones. ¡Cuídalo, e invierte con inteligencia!

vinicio
Autor: Lic. Marco Vinicio Ayuzo González
Facultad de Derecho de la Barra Nacional de Abogados.
Cédula Profesional: 11610600.
Protección inmobiliaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *