7

Con el Covid-19, ¿se adapta usted, a esta nueva forma de vida?

Opinión

Cada uno vivimos una realidad, algunos las sufrimos, algunos las gozamos y otros las peleamos.

Al pasar de los días, la incertidumbre se apodera de nuestros pensamientos, nuestras mentes nos llevan por laberintos difíciles de sortear, buscando respuestas que nos regresen a la realidad que se nos escapa de las manos, realidades que cada uno construye y que nos hace sentir conformes, aquella cuya exigencia, quizás, no era tan demandante, aquella que se volvió fuerte en medio de nuestras zonas de confort.

Hoy, la pandemia que nos atormenta y que veíamos lejana, está aquí, cerca de nosotros, un microorganismo tan diminuto, nos vino a sacudir nuestras formas de vida, vino a modificar los planes que teníamos a futuro, esos planes, en donde no existía nada que impidiera alcanzarlos, sólo nuestra voluntad y la directriz para lograrlos, casi nadie, consideraba, que los hábitos de higiene, deberían estar en los primeros puntos de atención, muy pocos, volteábamos a ver, la economía, dábamos por hecho, tener trabajo, dinero, comida y diversión, en la medida de nuestras posibilidades, pero no, la sacudida ha sido tremenda y aún no vemos la “luz al final del camino”.

El Covid-19, nos ha arrebatado más que tiempo en nuestras casas, más que el confinamiento al que algunos tuvimos y al que otros no pudieron por su trabajo, el Covid-19, nos ha arrebatado parte de nuestras costumbres y ha sumado a la angustia, el dolor de perder a compañeros, amigos, familiares y seres queridos, a los cuales hemos despedido a la distancia y la costumbre de llorarlos con el cuerpo presente, dejó de ser una alternativa.

Hoy muchos viven con la zozobra del siguiente día, que al despertarse y sentir un malestar en la garganta o dolor de cabeza, nuestros pensamientos catastróficos, nos hacen pensar que tenemos la infección y que el desenlace será fatal, lo que nos inquieta y nos llena de temor, y entre otras reacciones, nos desconectamos de las redes, porque esos memes que antes eran divertidos ahora son una amenaza a nuestra salud mental.

La nueva realidad, como lo han llamado algunas autoridades, no es más que la medida de atención que debemos observar y que nos empuja a salir de nuestros pensamientos, quién crea que esto es pasajero y se terminará como acaba la lluvia, aún no ha recapacitado, la triste y cruda realidad.

¿Qué viene en la nueva realidad?, por ejemplo, las clases presenciales cuando se activen, deberán ser suspendidas, en función de la nueva ola de contagios que se presenten, si antes cabían 30 alumnos en un espacio reducido, ahora deberán ser menos, por la distancia que deberá haber entre ellos, los docentes, deberán desarrollar nuevas competencias basadas en tecnologías, con clases a distancia, ya sea por las Tic´s o las NTic´s, en cualquier lugar de nuestro estado, deberán de asegurar que les lleguen las clases, por radio, televisión, smartphone´s, documentos impresos, internet y la brecha digital deberá ser reducida; si usted viaja en transporte público, deberá haber asientos libres, en los taxis, los pasajeros deberán ser menos y desde luego al haber menos personas, los precios de los servicios aumentarán, pero si las empresas, están cerrando, habrá menos personas con trabajo, si usted tiene uno, cuídelo y si usted es empresario o directivo de una institución, no abuse de ello.

Para las instituciones gubernamentales, deberá haber un cambio significativo en sus formas de atender a sus ciudadanos, mal harían, en esperar a que se solucionen de forma automática, habrá que considerar de forma seria, el uso de los correos electrónicos como fuentes de atención y las firmas electrónicas para hacer válidas las respuestas, sustituyendo a las autógrafas, deberán ser la alternativa, para una atención inmediata, porque no se puede suspender la procuración de justicia, el perseguir al crimen en sus facetas, la investigación de los casos, entre otros, el ESTADO DEBERÁ DE REINVENTARSE.

En cuanto a todos los demás, deberemos luchar con nuestras formas de vida que no aportan nada, la falta de empatía debería ser erradicada, comprarle al vecino, al amigo, llevarle al enfermo comida, medicamentos, al que vive en situación de calle, ropa, alimentos, si está enfermo avisar a las autoridades sanitarias, dejemos de señalarnos si estamos enfermos, evitar chismes, respetar a los trabajadores que por necesidad están en la calle buscando sustento para sus familias, entendamos que nadie tiene la culpa de lo que nos pasa, somos todos los que definimos el rumbo de nuestras vidas, la enfermedad existe y quienes hemos perdido a uno o varios seres queridos, podemos dar constancia de ello, deja de lado tus paranoias conspirativas de quién o qué hay detrás de esto, cuídate y si tienes suficiente fortaleza, cuida a los demás.

La costumbre es una fuerza poderosa, que por su práctica habitual nos hace actuar de forma automática, recapacitemos si estas formas deberían ser modificadas e incluir en ellas la inteligencia para distinguir aquellas que aún sobrevivan, por ejemplo, ahora para las juntas grupales, las personas están usando las aplicaciones, Zoom, Skype, Meet, whatsapp, etc., para comprar, está creciendo de manera exponencial el comercio electrónico (e-commerce), para comprar comida, frutas, verduras, se hacen los pedidos a domicilio, entre otras.

No se trata de encerrarnos en nuestro caparazón, tarde o temprano tendremos que salir, se trata de cuidarse unos a otros, para ir desarrollando un sistema inmunológico lo suficientemente fuerte para resistir esta y otras enfermedades, comer bien, hacer ejercicio, llevar una vida mental saludable, serán necesarios, mientras no haya una vacuna efectiva en contra de este virus, habrá que cuidarse, sin embargo mientras más rápido lo asimilemos y hagamos conciencia de ello, más rápido lograremos una vida sin el miedo a ese u otros virus. Ánimo, ¡Es cuanto!

Twitter@g_vasquez

Autor: Mtro. Guillermo Alfredo Vásquez Ortiz
Licenciado en Sistemas Computacionales por la Universidad Mesoamericana, Cédula Profesional: 7879458.
Maestro en Mercadotecnia por el Instituto de Estudios Universitarios, Cédula Especialidad: 9124121
Diplomados en áreas de administración pública, derechos humanos, tecnología y docencia.
Catedrático de Licenciatura y maestría.
Cuenta con publicaciones indexadas por parte de la UNAM, Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Guanajuato y AMECIDER.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *