unnamed (1)

Análisis técnico vs análisis fundamental y su utilidad en remates

Inmobiliario

En el mundo del diseño gráfico, se dice que Ilustrator y Photoshop son y serán los eternos competidores, pero juntos posibilitan llegar a increíbles resultados.

En la actualidad, los inversionistas utilizan dos tipos de análisis para comprender tanto como sea rsiposible del negocio próximo en el que piensan invertir. En ambos casos, se quiere conocer el entorno económico, la ganancia esperada y anticipar posibles eventualidades y gastos. Ahora bien, dichas herramientas comprenden métodos fundamentalmente distintos y sus alcances son contratantes.

Veamos. Por una parte el análisis fundamental recaba información mediante estudios comparativos de mercado y bursátiles, comprende los temas de actualidad política y social, además de establecer como punto de partida el capital de la empresa y sus estados de cuenta.

En cambio, el análisis técnico se funda en los mercados según su comportamiento en el transcurso del tiempo, los antecedentes de la operación contemplada y el entorno del mercado basado en índices y estadísticas bien definidas. Aquí hay estándares y metodologías que otorgan certeza a los pronósticos y decisiones respecto de ellos.

Concretamente, en el mundo de los remates también consideramos el uso de ambas técnicas de estudio. Podemos decir, pro adelantar algo, que el análisis técnico no es funcional en plazos largos. En todo caso, debe complementarse con el análisis fundamental para que su contenido tenga significado después de cierto tiempo.

Ambos métodos se complementan y ambos tienen sus propias características. Para ser inversionistas de éxito, necesariamente utilizamos simultáneamente los dos tipos de análisis.

Una explicación más clara, sería la siguiente. Podemos determinar que un remate puede ser “buen negocio” pensando únicamente que “es barato”, que la zona es cotizada o que los vendedores nos aseguran que la transacción está debidamente regulada. No obstante, estaríamos omitiendo otros estudios importantes.

En las compras tantos judiciales como bancarias, necesitamos saber las legislaciones, la situación del deudor, las particularidades del caso, el entorno regional, los índices de compra promedio, la reputación de nuestro equipo de trabajo (abogados, contadores, analistas de riesgo, etc.), el cálculo de rentabilidad y el estatus legal, cómo mínimo.

Aunado a ello, hemos de insistir en que el análisis técnico NO provee un enfoque adecuado, por sí sólo, a la compra de remates. Valdor ha basado ciertas decisiones de compra y gestión con el único soporte de un análisis técnico, y los resultados no siempre fueron los mejores. Por fuerza debemos extender las investigaciones hasta la “jurisdicción” de un análisis fundamental. Nuestra experiencia nos dicta que, necesariamente, tenemos que contemplar el paisaje completo.

Ya que en remates NO hay indicadores como MACD o RSI en la bolsa, menos aún podemos quedarnos con un simple dictamen. Es más, siempre necesitaremos el respaldo y opinión de entidades externas. Nosotros recomendamos los servicios de DILETU, que ofrecen valoraciones y análisis con los que podemos fundamentar una decisión, o al menos comprara con otro estudio para tener un espectro más amplio. Del mismo modo que ocurre en la medicina, opera en los remates: es muy útil una segunda opinión.

Nuestros tiempos ya no pueden sustentarse en corazonadas u observaciones lejanas. los inversionistas serios deben tener métodos y protocolos para realizar y rastrear el avance de su dinero.

Si tú quieres aprender más sobre este y otros temas importantes, participa en nuestros cursos online. La información que aquí compartimos es gratuita, completa e interactiva. No te pierdas nuestro contenido en redes para seguir nutriendo tu acervo de remates y poseer materiales que te acerquen más y más a tus metas económicas.

vinicio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *